viernes, 30 de octubre de 2009

¿Y Mañana?

Es verdad que los viajes se toman solos, desde el abandono, o desde el infierno, como la carta de Jack the Ripper, se parte. Cualquier inicio es bueno para describir un colapso, síncope o paro de toda actividad coronario cerebral. Yo escribo desde el cero más absoluto, desde el puro blanco de la nada intentando transmitir algo que desconozco, y sin embargo transmito.
"Art for art´s shake", lo hecho, hecho está sin mirar atrás. Abogo por el placer que suscita lo imperfecto, mi día a día, las caras que veo y que distorsiono a mi manera, mis cuadros sin marco, mis nortes sin sur. Vivimos en un oasis en declive que hundimos con nuestro propio peso.
Pero eso da igual.
No hay oxígeno para todos pero todos tenemos el carrito de la compra lleno.
Mañana será otro día.
Otro día igual.
Mañana no habrá agua ni lenguas ni leguas, ni millas ni pies que midan el desgarro al que estamos sometidos, mañana no habrá Dios, ni siquiera ayer lo hubo.
Mañana será otro día.
Otro día igual.

3 comentarios:

vanagaerien dijo...

ssssshhhhh!! deja que sigamos mirando por el agujerito del hoy, nada de ayer, mañana tampoco existe... no se puede despertar a quienes ya tienen los ojos abiertos y no quieren ver...

buen finde,

besos

maría josé dijo...

Bueno, yo soy experta en caidas, el polvo ya no me da miedo...

Sí, quien no arriesga no gana, pero a mi hay algo que me gusta por encima de todo: dormir con la conciencia tranquila... y está claro que lo que es incompatible... es incompatible...

uuuuuuuy es verdad, hay derbi... pero resulta que le he tenido que pedir el finde de prórroga a mi tutor para la entrega del borrador... asi que ni derbi ni na´, que el atleti no me va a dar de comer, de hecho lo único que me da son disgustos, asi que podreis disfrutarlo gratamente sin mi todos lo madrileros... de quienes espero, por el bien de la convivencia familiar, no oir ni una sola palabra del asunto una vez terminado el evento :b

P.D. no esperes que me vaya a alegrar por vosotros cuando ganeis... mi buenura no llega a tanto... :)


besos

La chica que no sabía soñar dijo...

Mañana otro día igual, pero un día dejará de haber un mañana, o un simple mañana igual; por eso siempre es mejor ver el mañana como una oportunidad de salir de la odiosa rutina