viernes, 28 de enero de 2011

Desayuno caduco

Fue tan difícil como esquivar una bala de agua. El cielo se cubrió de blanco, la noche se tornó día y perdió su sentido.
Háblame del amor, del rumor que corroe tus pasillos y que no quiere salir. Te hablaré del amor a secas, es un amor deshidratado, despistado y sin corazón, sólo tiene vísceras rojas y negras, es un amor sin maquillaje, feo, puro y real. Es el amor que queda al día siguiente, cuando la ropa interior deja de ser producto de charcutería, cuando el cuello es tan sólo un tobogán pálido que traga saliva y las razones son una pegatina rasgada en la misma pared del bar, olvidada. No hay amor a primera vista pero tantas pistas que nos pierden, tus bragas, el semen, las sábanas a la puerta del iném y las ganas de que te vayas antes de haberme levantado.

4 comentarios:

Ice dreams dijo...

Con "amor" todo cambia. Y cambia porque la soledad existe.

HeadOverHeels dijo...

Auch. Suena a desastre, a un error de los malos. Pero fuerte y con estampa. Me ha gustado mucho la personalidad del texto :)

conbotasrosasye_yé dijo...

a mi me suena esto a que no hay tostadas para nadie. No sé si es lo que tu dices, que no existe el amor a simple vista, o es que la vista no está aguda por las noches. Yo tambien tuve las ganas de echar los gatos pardos que confundí entre cervezas a escobazos de mi cama.

Una sonrisa para tu amor a secas y visceral.

Oye, me ha gustado mucho el desgarre de tus palabras :)

Por cierto, en cuanto a los mamuts, sí, ojalá me pisoteara una manada ahora mismo, creo que ni lo notaria :)

Alba dijo...

Me ha encantado :)