lunes, 13 de diciembre de 2010

Paseando por blogs

¿Desaparece nuestra ética cuando nos sacan las muelas del juicio?
Fumamos por aburrimiento, bebemos por diversión y por falta de coraje, por echar el ancla en un escote y gritar "¡Al abordaje!". Trabajamos esperando el cierre y esperamos que nos abran la puerta cuando no trabajamos. Vivimos por nosotros mismos, por él o por ella y cuando estamos solos nos faltan razones para sonreír. Nos quitan el amor propio que hemos dado y nos dejan desnudos, acobardados y tan sólo podemos escribir cuán roto está nuestro corazón. ¿Para expresarnos? No. Escribimos para que los demás vean lo jodidos que estamos, para buscar aceptación, en definitiva, para ser conscientes que damos pena.
La intensidad de la palabra no se mide en trozos de cristal ni gotas que salpican una almohada.
"Una rosa es una rosa es una rosa es una rosa ..."
Eso mismo es una técnica literaria. La repetición que conlleva a la erosión del significado. La misma erosión que llevamos viendo muchos años en canciones, y actualmente en blogs de chicos y chicas que están, o bien enamoradísimos y hacen una foto de un corazón en un vaso de starbucks, o bien les han dejado y sus líneas son tan repetitivas que las propias palabras carecen de sentido. Busquen sinónimos, antónimos o bien invéntense palabras nuevas. Pero no violen a las letras.

5 comentarios:

Mayte dijo...

la verdad es que realmente jodido o contento es cuando no escribes ;)

SOU dijo...

si , ya lo sabemos
y de que vale la acidez, la crudeza,
al fin y al cabo todo es
intentar vivir
y eso, vale
más que la pureza o el respeto a las palabra.

Minuet dijo...

La palabra es una forma de defensa, y si, también una forma de narcisismo, y de victimismo.. todos la tenemos, todos la usamos y todos somos conscientes de ello...

El sarcasmo es otra forma de defensa, de victimismo y de narcisismo..es una falsa careta para llamar la atención pq todos los demás lloran, yo rio, pq todos los demás se sientan, yo corro a saltos...

Todos violamos palabras de una forma u otra.

Muy buena entrada, invita a la reflexión, y ahondar en que es lo que, realmente, más te duele, si el callar o el decir...

Un fuerte abrazo, sin sarcasmos, ni victimismos, y me encantaría que te pasases por mi blog, creo que tienes un punto de vista muy interesante.
Gracias por compartirlo

Dana O'hara dijo...

¿Te puedo aplaudir?

Anónimo dijo...

como estas? su espacio online es muy bueno,esto es la tercera vez que hay visitado su website, muy informativo!
Adios