domingo, 27 de septiembre de 2009

Siempre es de noche

Ahora te das cuenta de que el suelo está frío, como tus ojos helados, perdidos, extraviados, buscando la razón que haga levitar tus pies del gélido. Duermes desnudo con un gran nudo casado hasta que la muerte lo separe. Una lenta cascada es tu mirada, lenta y turbia de madrugada. Pintas figuras en la pared, ¡cuántas veces lo has hecho! cuántos cuadros componen tu acrílica mirada, tan perdida como la suya. Mentiras coincidentes sin norte sin pasaporte, así es nuestro deporte. Palabras al filo de una boca que no es nuestra transforman el blanco espacio en un puente que duda...

1 comentario:

vanagaerien dijo...

bueno bueno bueno... deberías aclarar quién es la loca y quién la que tiene sueño o si somos ambas las dos las que no andamos muy allá en cordura... peeeero, haciendo un poco de revisión de conciencia no estaría mal que revisases el historial que quedas reflejado por estas páginas... :b

supongo que en todo caso son todos los que están... pero no están todos los que son...

si, creo que la loca era yo :(