miércoles, 27 de junio de 2012

Radiografía de un abrazo

Le quise dar un abrazo de esos que funden las costillas y quedan enredadas. Un abrazo en el que troten los corazones. Quise hundir mis yemas en su columna vertebral y esnifar la esencia de su cuello directamente a mi cerebro, como un disparo visceral, sin opción a suspiro.

Le quise dar un abrazo de esos que apagan las luces y el tiempo. La quise para mí en ese momento, un abrazo bañado en formol. 



Le quise dar todo en un abrazo que no se dio.

4 comentarios:

conbotasrosasye_yé dijo...

Me acabo de beber el café mas intenso de la historia! Noto como baja por el esófago y calidamente acaricia toda la caja torácica, como si me abrazaran desde dentro, como si encendieran las luces rojas, como...

...tan breve y tan directo que tus palabras abrazan!!

Una sonrisa desde la montaña!

Lady Day dijo...

Hoy necesitaba una entrada como esta. Gracias.

Un beso.

“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo” dijo...

Una pena que no lograras tu objetivo, porque sin duda, merecías ganarlo. Un abrazo

miss Desastre dijo...

uno de esos que apagan las luces y el tiempo...

yo quiero uno de esos