miércoles, 27 de abril de 2011

El sinsentido

El beso en la base de tu cuello sin que te enteres.
La base del tanto por ciento del interés.
Cada isla de tus lunares asediada,
la sed de los lunes imposibles de inmunizar.
Los martes de bares que se hacen mares,
las esquinas y sus antónimos los rincones
son los testigos del rastro de los tacones.
Vuelves a casa solo, ¿verdad?
Ya somos dos.
Por eso no estamos solos,
caminamos con un mismo sentido.

6 comentarios:

Clementine dijo...

Por lo que sobrevivimos..

MO dijo...

Qué manía con sobrevivir con lo sencillo que resulta vivir sin más.


MO.

P.D.: Un beso en el cuello dado sin que la otra persona se entere es una mierda.
P.D.2: De hecho, los únicos (a mí parecer) besos dados que no necesariamente ha de sentir el otro son aquéllos que se dan en la frente.
A modo de protección.

conbotasrosasye_yé dijo...

En el mar de las islas me perdería yo.... Si, vuelvo sola. No, no encuentro el sentido...creo que me perdí? Donde esta el mapa?!

Una sonrisa de jueves tempranero con cara de mamut

Marlon dijo...

Qué bonito.

Gracias por escribirme, así conocí tu blog.

saludos

mflorencia dijo...

:) qué lindo
me levantó el ánimo de hoy.

emedemaria dijo...

suena fácil