viernes, 8 de febrero de 2008

Hamburguesa , patatas fritas y dos cigarros

Estaba feliz, silencioso ebrio, paraguas invertido sonrisa perdida, descansaba en sus labios, almohada donde los sueños suenan a máquina de escribir, pausados y firmes bajo un halo de vapor que reflejaba sus carnes elásticas y pálidas limitados por la cama, que hacía de marco de una estampa que colgaría de aquella pared para siempre, pero...¿qué es siempre?no lo saben, pero no les importa.

4 comentarios:

Madame Delunay dijo...

nous ne sommes pas au monde ;)

Madame Delunay dijo...

es una frase de Rayuela, significa no somos del mundo, o no estamos en el.

lo d mi blog no dice nada interesante, solo queria desahogarme y escribir en frances... q queda todo mejor xD

Vera Wild dijo...

Adoro la sensación de disolución y me ha encantado tu descripción de ese instante... límites borrosos, fronteras de arena... siempre demasiado cercanas, siempre propias y terriblemente (dulcemente) confusas.
Un beso

elgritodeltiempo dijo...

me encanta...