viernes, 7 de diciembre de 2012

Iggy Pop

I am the passenger...
Cantaba mientras la esencia concentrada de felicidad regaba mis venas, como un río rebelde que se desboca. 
La felicidad que usted padece es terminal. Me dijo el doctor.
No puedo imaginar una vida sin una lágrima, sin dolor, sin el recuerdo de esa chica que me encoje el estómago, sin sangre en las encías ni huesos rotos... Sin frío.
And I ride and I ride...
Solamente me queda resguardarme en una fe ficticia en la que nunca creí y esperar que un milagro me parta la vida en dos.

1 comentario:

K. Diminutayazul dijo...

Felicidad terminal... y que lo digas :)