martes, 11 de diciembre de 2012

Frío

La ciudad descansa, abre sus alveolos y los cierra. La gente pasa  apresurada, el tiempo apremia a sus pálidas presas con prisa. Mis queridas cafeterías siempre llenas, de conversaciones las bocas manchadas de negro café caliente. Tantas mesas confidentes, lavadoras que dejan conciencias relucientes. Hoy se respira paz en las calles. Se pueden oír en algún cruce disparos al aire que huelen a claxon, nadie resulta herido y todo se termina solucionando con unos insultos a distancia con las ventanas subidas. Siempre he pensado que la capa de polvo gris en el interior de algunos coches se debe a insultos que el conductor no ha dejado escapar y han muerto dentro.

3 comentarios:

Víctor Sánchez dijo...

Jimmi Hendrix - Crosstown Traffic

AtaqueEscampe dijo...

Mejor circular con la música bien alta ;)

conbotasrosasye_yé dijo...

ahora entiendo mis ataques de tos polvorientos!

sonrisas entre abrillantadores de cuero para vehículos!