domingo, 12 de febrero de 2012

Coge la puerta y vámonos

Hace frío en casa pero no importa, 
es viernes de venus, 
la luna escala por la ventana y me da la hora, 
el tiempo que demora me devora y corrobora que se pasa algo,
algo se pasa sentado en esta casa sola 
y solo huelo amapolas que baten sus alas, hacen olas. 
Abro los pulmones, crecen flores sin sol,
sólo con humo y alcohol, y así llegan los palos,
flores grises pero flores al fin y al cabo,
por cada lágrima un pétalo,
por cada cien pétalos un ramo,
y así tengo un jardín que es mi desierto envenenado,
he entrenado para ser el mejor soldado desertado.
Ya no mato palomas,
amo más de lo que debería
y no bebo más de lo que,
porque ¿por qué?


3 comentarios:

AtaqueEscampe dijo...

Nunca es más de lo que se debería... no hablando de querer.

Me gusta mucho, transmite demasiado...

conbotasrosasye_yé dijo...

leo y me imagino un corazon que necesita acurrucarse!

Una sonrisa para tu jardín

Diario de Arquímedes dijo...

Volvemos a vernos :)