lunes, 1 de junio de 2009

Sin pilas

Quién marca el tiempo del reloj que dicta a golpe de aguja. La imagen de la vida es la muerte recién nacida. La vida es un maldito billete de autobús, de tren o avión, que aporta sentido al movimiento pendular al que estamos sometidos.
(Suena Have a nice day, de Stereophonics)
Todo tan blanco, tan pulcro, tantas flores de plástico en el sepulcro.
Tan insignificante.
Y todavía me da pereza levantarme...

1 comentario:

María Gómez Bravo dijo...

Pasaba por aquí a tomarme un café, uno de esos cien... sin pilas, de regreso de cualquier parte y con un billete gastado, esta vez de tren, en la mochila... Y esperando que pase el siguiente.