lunes, 7 de enero de 2008

Paseo

Como la espera que supera, entonces el agua desbordó el vaso, pero eso ya no importaba. Se limpió la boca de izquierda a derecha y tiró la toalla en la mesa con unos ojos vacíos donde el eco cumplía cien años. Se fue sin maletas con las mismas zapatillas con las que recorrieron el borde de un vaso de café, tiempo récord.
"A veces los logros no son los que se consiguen en un tiempo inferior al de la marca anterior, siempre queremos vivir más tiempo para superar ese tiempo, prolongar la vida para obtener, alcanzar o crear un anhelo en el menor tiempo posible. A veces uno anhela encerrar el tiempo en el vacío y contemplar cómo sus venas siguen en movimiento pero fuera de tu órbita, donde no te puede hacer daño."
Salió a la calle buscando un océano que escribiera cualquier nota en la montaña de sal convertida en isla justo en el centro del vaso, pero no había música ni musas que dejaran su rúbrica así que decidió reptar por esas calles grises y congeladas llenas de fantasmas con gabardina amarilla del tabaco y unirse al tráfico silencioso que consigue el frío, ese suspiro que sabe a muerte y paz, saboreando el filo de sus pupilas copulaba con las del resto de fantasmas amarillos buscando una ayuda que le saliera al paso. Hablaba consigo mismo de ella y de ella e imaginaba estar dando las gracias por su primera publicación
"Gracias a todos los que me han apoyado, cerca y en la distancia, gracias a los que confiaron en mí...no tengo ningún motivo directo para hacer lo que hago, intento sentir cada milímetro de mi propia realidad y expresarlo en un texto o en una fotografía....me han saludado muchas personas que han dicho que les encanta mi trabajo, eso me llena más que nada, además lo que consiga en ésto me lo gastaré en una gran fiesta con todos mis amigos y para comprarme algún capricho...quiero seguir haciendo lo que me gusta y sobrevivir y convivir de y con ello...hablo de un amor visceral, de un odio puro, del olvido agrietado...todo lo que apunta al dolor y a la muerte, a los mareos a la inconsciencia en estado real..."
Una vez fuera del tráfico fantasmal volvió a pisar el suelo empedrado delante de una casa escrita con conchas y se marchó a la antigua cárcel a ver el dibujo de una mujer perfecta gritando libertad encerrada en un marco que no existía limado por dientes perfectos*. Salió sin fianza confiando en encontrar un dibujo igual para él.
Vuelta al frío.






*Paloma Pájaro, Paloma de Verano

1 comentario:

Madame Delunay dijo...

supongo q de todos el que más usas es este, yo también me he hecho uno, me dabais envidia...

aunque soy mas d eimagenes que de palabras, se hará lo que se pueda...