miércoles, 31 de agosto de 2011

Quizá sea quizá

Quizá sea mejor apagar la televisión y escuchar gritar a las grietas de la habitación, esas gargantas gélidas que engullen el aire que me sobra (A veces me pregunto qué dirán cuando les doy la espalda).
Quizá sea mejor inventarse eso de volver a empezar y olvidarse del sonido de platos rotos y del sabor salado de una lágrima que bombea el corazón.
Quizá sea mejor mentirse, vestirse e irse...

7 comentarios:

la chica del ático dijo...

quizá...
o quizá no esté de más decirse unas cuantas verdades mirándose uno en el espejo, y encontrar el reflejo extraño, aunque sea por esta vez.


p.d: me ha gustado eso de que pensaran cuando les das la espalda.

un beso

Ardid dijo...

¿No nos mentimos ya suficiente? Me ha gustado el texto. Beijinhos.

Lilith dijo...

Yo creo que el autoengaño no existe realmente; en cuanto nos contamos una mentira el suficiente tiempo como para creérnosla nosotros mismos empieza a ser cierta. La realidad es demasiado subjetiva como para trazar una línea clara entre la mentira y la verdad.

Clementine dijo...

Quizá sea mejor quedarse en silencio, cerrar los ojos, y dejar que pase la vida. Hasta recuperar las fuerzas.

Miss Ontherocks dijo...

cómo me gusta este blog, jolines. Un beso :)

Anónimo dijo...

es peor cuando esas grietas no dicen nada, cuando es el sabor salado de una lágrima el que bombea el corazón...
(uno cero cero cero)

conbotasrosasye_yé dijo...

las mentiras que nos echamos a uno mismo no engañan, es lo malo.

quizas, tiempo. ya se que es muy tipico pero a mi nunca me ha funcionado otra cosa.

Una sonrisa detras de la cortina