miércoles, 23 de diciembre de 2009

Secuencia de accidentes mentales

El túnel de tu boca donde me elevo hasta llegar a tu paladar, el sabor del alma creadora de besos, de dardos envenenados, veintidós dulces puñaladas mientras me debato entre la vertical o la horizontal, mirarte a la cara o al cielo, si es que alguna vez existió diferencia por el claro de tus mejillas en estas mañanas en la que la ausencia del astro rey pasa desapercibida, república sin trono y un frío que va más rápido que los coches y activa la circulación a través de mis espejos pupilares. Porque el frío congelado conserva sentimientos y no sólo cadáveres expuestos sobre granizo en las pescaderías. Sabes que morderé tu piel cruda con o sin perejil y bien sabes que ya no podrás cantarme esas líneas que decían...
"Siempre que vuelves a casa,
me pillas en la cocina..."

1 comentario:

vanagaerien dijo...

Pues nada, que sepas que me encanta (mucho mucho) la foto que tienes puesta a este texto en el fotolog... y ya me dijo Vane que debía reirme de ti por lo del Salamanca, pero en realidad me hace mucho más feliz reirme si pierde el Madrid (pues contra el Salamanca no tengo nada en absoluto jaja)... asi que esperaré jaja

besos