jueves, 21 de agosto de 2008

Sueño

Entre estas rejas desterrada te quejas, lloras por una eternidad espontánea que nos aleja, perpleja abres los ojos rota y finges sonrisas de cristal que dibujan cicatrices en tu favorita pizarra oxidada, olvidada abres los brazos buscando alivio en cada trazo que marcas a tu paso, no hay nadie. Tus lágrimas saben a tónica y secan el suelo que siguen los que siempre van solos, si supieras el camino de vuelta...si supieras el camino de vuelta no volverías, aunque matase a todos los pájaros que devoran los trozos de pan que hice migas cuchillo abierto empuñando el gas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿y quién te dice a ti que si quien quiera que sea supiese el camino de vuelta no volvería?

y no mates a los pajarinos, hombre

beso
beso
beso
beso
beso

vanagaerien dijo...

Volver nunca fue un camino, sólo una triste vereda plagada de astillas... siempre hacia delante (predicando sin el ejemplo) el camino es más ancho...

:)


saluditos salmantinillo (me estoy volviendo Flanderiana) :b

Nikaperucita dijo...

Creo todos nos hemos quedado con lo de volver... :)

elgritodeltiempo dijo...

quizás volver no sea la solución, pero en algún cruce fijo que los pájaros os hacen alguna y os encontrais...