lunes, 29 de octubre de 2007

Hoy es Lunes

Otra vez la impertinencia de los ancianos en la calzada, cuanto más viejo es uno, más chulo se hace, y esa chulería se escuda en el viejo abrigo de la senilidad adquirida de antemano y adrede.
Yo soy un viejo encerrado en un cuerpo joven, y me escudo en los insultos hacia quien creo que ha hecho algo malo, como ser impertinente, chulo, grotesco, siniestro, opaco o alguien que ha arrugado mi mirada y ha encestado en la papelera con ella. Los degrado por no darme lo que pido, a lo que pienso que quizás sea yo mismo el dictador, de esas palabras que tanto se merecen y simplemente realice una labor humanitaria al sacar a la luz todos sus defectos, solamente quiero que sean mejores personas, mejores para mí, para mi imperio. Al fin y al cabo, yo soy yo y mi circunstancia, y lo que digo va a misa, mi misa.
Puestos a sacar la basura, hoy haremos pic-nic.

1 comentario:

vera wild dijo...

Ahhh anciano de lunes, te pasará como a mí, que rejuvenezco conforme trasncurre la semana? Los viernes adolescentes y los domingos infantiles y mágicamente la madrugada del lunes con los siglos sin vivir encima, aplastando y provocando la mala-cara anciana, y otra vez...