jueves, 26 de enero de 2012

Los golpes de las manzanas son dulces pero nadie se los come

Los golpes de las manzanas son dulces pero nadie se los come, podría ser perfectamente el título de un libro o de una canción, (me vino a la cabeza de Ivan Ferreriro). Podría ser el título que me cuelgo del cuello en estas líneas o mi fugaz Alter Ego. 
Con frío y el estómago vacío mando este mensaje del que no espero respuesta alguna de miradas mudas. La dulce soledad de una manzana anoréxica, los muerdos que nos da la vida, y los que le dejamos de dar por no hincarle el diente al lugar del lunar. La soledad enterrada donde nadie pueda oírla, ahí sí está realmente sola y no cuando hablamos de ella porque se hace de rogar, es una puta mimada que siempre quiere estar en boca de todos, no como esos golpes que las manzanas se llevan fruto (nunca mejor dicho) de un rodante suicidio descuidado al borde de la mesa. La soledad nunca está sola por nuestra culpa, por eso deja de tener sentido cuando es nombrada, la soledad tiene que ser impersonal y manifestarse ausente, tiene que ser escrita sin nombrarse. Por eso nunca creí en la fidelidad de los cantantes, escritores y compositores que escriben corazón, pero no con el corazón, para hablar de amor o desamor, los que escriben con rosas rojas y no con pluma aman de manera standard y los que escriben cosas como esta piensan demasiado y se retuercen como el regaliz y los besos de tornillo. 

6 comentarios:

RChS dijo...

La soledad desierta como decia la cancion. La verdad es que yo me quedé con los besos de tornillo... habra que probar

Saludos

AtaqueEscampe dijo...

y a mi me viene a la mente fito y su " si en cada canción que escribo corazón, eres tu el acento".

Gran frase inicial, grandisimo título!

conbotasrosasye_yé dijo...

por la ultima frase debo de intuir que tus besos de tornillo saben a regaliz ;) ajam....

Una sonrisa de topo

Viva dijo...

Eres la primera persona en mi vida que me dice que le da miedo una foto mía! jajajaja (me ha parecido muy curioso, conste en acta).

A mi los golpes en las manzanas me dicen que se van a terminar por podrir enteras... Por suerte, nunca me gustaron.

Laiseca Estévez dijo...

Definitivamente las manzanas son mi perdición... un abrazo

Montse dijo...

Buenísimo. Como siempre. Hacía tiempo que no tomaba un café en tu blog, y hoy me ha sabido más amargo que nunca, ¿crees que es malo? Me gusta lo amargo más que nada :)
Salud!
Un beso!
PD: Ivan Ferreiro da un concierto en ciudad real en Marzo, ahí lo dejo. =)