martes, 7 de junio de 2011

Depresión norteuropea

Se ahogan las plantas,
el cristal no refleja nada bueno afuera,
todo se para. 
Excepto el tiempo.
Las células siguen envejeciendo un junio sin júbilo, mudo, drogado,
la electricidad da un calor ficticio, sigo teniendo frío.
El silencio es pálido con forma de hilo desgastado que sale del cenicero, espera sin prisa el afilado carnicero con media sonrisa. El día mendiga con una gorra y una cantimplora, bolsas repletas de tiendas en las que nunca ha estado ni estará.
Mañana es demasiado tarde y hoy ya es pasado perfecto.
Es demasiado tarde para sacar la escoba y barrer todos esos recuerdos amarillos agrietados que dibujan un día de junio en el que pude conquistar en mundo y me quedé con este nuevo nudo, castigado sin salir a jugar con la marea.

11 comentarios:

MO dijo...

Sáltate el castigo.

Mariela Betania dijo...

Puff el tiempo es lo único que no para!

hasta uno puede pararse (para siempre) y el tiempo sigue sin titubear su camino.

un gusto pasar por acá. Un beso.

Clementine dijo...

Cada día es un nuevo día, y siempre podemos conquistar el mundo. El mar seguirá ahí, y sus mareas, dispuestas a jugar contigo y a contarte algún que otro secreto.

Ardid dijo...

Aprendo de tus textos. Me gusta. ;)

Grisselle dijo...

Ay, que el paso del tiempo es un tema que me mata lentamente (a medida que pasa). No creo que la depresión sea solo "norteuropea" :)

Sofía dijo...

Muy bello y da a reflexionar, realmente. aplausos enfáticos
* no es que no me gusten mis ojos, simplemente necesitan algun tipo de escudo, de guarida, donde refugiarse de la lluvia.
Me parecen tiernos los anteojos, además. Me compré unos bien de nerd, que parezco hijitus. Dan un toque especial a uno, como de personalidad interesante? o también puede ser que esté hablando pavadas
saludos, un gustazo

conbotasrosasye_yé dijo...

lo malo del tiempo es que es relativo, a veces corre, otras se para, unas se repite y las peores se pierde...
tendremos que intentar escribir en presente.

me encantó, porque desde que comenzó a acercarse junio hasta el dia de hoy me castigué sin salir a jugar, espero que dure poco.

Una sonrisa paralizada

Respirando entre palabras. dijo...

Uff, dura realidad.
Todo lleva su tiempo, aunque parezca frase hecha.
Cuando estés preparado, cruzarás el cristal sin que duela.
Besos

Blanca dijo...

qué putada...

velvetinna dijo...

No sabes hasta qué punto me identifico contigo hoy y ayer, y antes de ayer, seguramente también mañana. Quiero pensar que me queda julio, agosto... y así hasta que llegue el día que espero.

Lilith dijo...

El paso del tiempo es inevitable, pero en el fondo ésa es una de las cosas que hacen de la vida algo interesante; la realidad se desvanece a cada instante que pasa.